sábado, 5 de enero de 2019

EL 2019 INICIÓ CON REDADAS POLICIALES Y SECUESTROS EN LA CIUDAD DE MASAYA

La ciudad de Masaya fue escenario de la presencia de un fuerte contingente de policías estatales dirigido por el "hijo dilecto" de esta ciudad, el comisionado Ramón Avellán.

Comisionado Ramón Avellán dirigiendo el contingente en la ciudad de Masaya. Cortesía: artículo66.com

La tarde del jueves tres de enero y madrugada de hoy viernes, las autoridades policiales en conjunto con paraestatales invadieron el barrio de nombre El Fox, de Masaya. Más de quince camionetas en donde se transportaban antimotines encapuchados y fuertemente armados, con el acompañamiento de la técnica canina, irrumpieron en dos casas sin ninguna orden de allanamiento, supuestamente en búsqueda de armas de fuego, en donde también fueron detenidos cuatro personas a quienes los señalaron de "terroristas" por tenencia de armas.

Las cuarto personas detenidas pertenecen a los nombres de Wilfredo Brenes Domínguez de 39 años, los hermanos Karla Vanessa y Fernando Roger Escobar Maldonado de 40 y 33 años respectivamente y Ramón Javier Cerrato de 57 años.

La primera persona capturada fue Wlifredo Brenes Domínguez, que en una entrevista con Artículo 66, medio de comunicación independiente, la madre de brenes, Petrona Domínguez, de 72 años, narró los hechos denunciando agresión y robo por parte de los uniformados:

"Yo estaba acostada en mi cuarto, cuando escuché un gran ruido, me levanté y miré a mi hijo y a mi nieta en el piso y un policía los golpeaba, les grité que lo dejaran, pero fue imposible, comenzaron a revisar toda la casa, tiraron todo lo que había a su paso, se llevaron una computadora y los teléfonos de mi nieta, de mi hijo y el mío, pero armas no encontraron. Mi hijo es trabajador, no se mete con nadie, él vende pollos asados para subsistir, hace tres años fue victima de robo donde sufrió apuñaladas a manos de un delincuente, a la fecha tiene secuelas, no tiene fuerza en los brazos, ni mucho menos para levantar un mortero o un arma a como ellos (Policía Estatal) lo acusan y lo vinculan en las protestas sociales contra el gobierno. Es por eso que yo les rogaba que si lo iban a matar que lo mataran aquí mismo, pero que no se lo llevaran a matar a otro lado. Temo mucho por la vida de mi hijo porque padece de la presión y aún no está bien de salud", denunció la señora Petrona que en su entrevista se encontraba muy consternada por la destrucción que le hicieron a su vivienda y enceres que con mucho esfuerzo han logrado comprar con los años.

Interior de la cocina.


Interior de uno de los dormitorios de la vivienda.

Por su parte, Celina Gabriela Brenes Salgado, de 21 años de edad e hija del apresado Wilfredo Brenes relató:
"Me tiraron al piso y uno me tiró al piso y me apuntó con su arma diciendo que no me moviera, me robaron mi laptop y mi celular, a mi papá lo golpearon, lo esposaron y se lo llevaron, según se nos informó que fue trasladado a El Chipote".



No hay comentarios.:

Publicar un comentario