DENUNCIA INTEGRA PARA LA CICR ANTE FUNCIONES INAPROPIADAS DE LA CRUZ ROJA DE NICARAGUA



El Ing. Dr. Óscar Gutiérrez Somarriba es quien aparece en compañía del joven Auner García identificado en la nota periodística como el "Director de la Cruz Roja". Óscar Gutiérrez funge como Presidente de esa institución.

Auner García, actual Director de Cruz Roja Nicaragüense.

Gutiérrez Somarriba es parte de los funcionarios de dirección a cargo de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI); ha trabajado como docente y operador político del orteguismo vinculado a esa universidad desde la década de los 80s, en que fue Rector Juan Sánchez Barquero. Durante la rectoría vigente presidida por el Ing. Néstor Gallo Zeledón, la UNI multiplicó la participación política a favor del Orteguismo; durante la administración de Aldo Urbina Villalta ese centro de estudios permitió que el Orteguismo-Murillismo ocupara los auditorios para realizar reuniones de Alcaldes; de las directivas zonales del Frente Orteguista de Destrucción Nacional; instalaron en una de las plazoletas de la universidad la estatua de Tomás Borge Martínez.

Ingeniero y Doctor Oscar Gutierrez Somarriba, actual Presidente de la Cruz Roja de Nicaragua

El actual Presidente de la Cruz Roja, filial Nicaragua, fue nombrado en ese cargo por decisión política de Fidel Moreno, a la vez, Gutiérrez Somarriba nombró en casi la totalidad de cargos, a un grupo de chavales sugeridos desde "La Secretaría del FSLN radicada en El Carmen. Todos los que ocupan cargos están vinculados a la Juventud Orteguista de la UNI-UNEN.

Cuando iniciaron los crímenes perpetrados por el paramilitarismo-sicariato en fecha 18/19 Abril, la Cruz Roja empezó a operar con las ambulancias y "socorristas adicionales" quienes eran propicios para observar y recabar en labores de inteligencia (espionaje). Las ambulancias rotuladas traspasaron "los tranques" e iban y regresaban con información. La llamada "Inteligencia Policial" y los oficiales de la Seguridad del Estado trazaban el desplazamiento de los "cruzrojista".

Si la ciudadanía nicaragüense revisa con detenimiento los rostros de los actuales funcionarios, encontrará la chavalada designada, tipo UNEN. Lo más grave de todo lo acontecido con esa institución, ha sido de la vista gorda de las autoridades de la Cruz Roja Internacional.

Esta situación merece revisión exhaustiva. No fue una ni dos las veces en que las ambulancias fueron vistas, intercaladas,  en las caravanas de paramilitares en Toyotas Hilux.

¡Esa institución está manchada!

¡Esa institución requiere de funcionarios íntegros, humanistas!

Esta denuncia debe circular profusamente; compártela hasta que llegue a las autoridades de la Cruz Roja Internacional.

¡Sólo el pueblo salva al pueblo!

S.O.S / Nicaragua.
2019

No hay comentarios.